Todoterreno xDrive, M, M Sport,iPerformance

BMW X5

1 de octubre, 2018

Cuando la primera unidad del X5 salió de la cadena de producción el 1 de septiembre de 1999, pocos imaginaban, incluso en la propia BMW, la importancia que iba a tener en la actualidad después la serie X en su catálogo de productos. Ahora, casi dos décadas después, el primer y máximo referente de la gama SUV de la firma alemana se presenta en una cuarta generación que no hace otra cosa que consolidar la apuesta por el segmento off-road de representación que comenzó a finales del siglo pasado.

El nuevo X5 es significativamente más grande que su predecesor. En este sentido, la longitud pasa a situarse en 4,92 metros, con una anchura que sobrepasa en 4 mm los 2 metros y una altura también mayor con 1,75 metros. Además, la distancia entre ejes ha crecido hasta casi rozar los 3 metros, lo que le dota de un generoso espacio interior.

Unas medidas que se rodean de un atractivo “envoltorio” exterior que recurre a las directrices estéticas del resto de la gama X, con detalles característicos como la rejilla envolvente de una sola pieza en la que se colocan los tradicionales riñones de BMW, los actualizados faros delanteros y unos pilotos posteriores de diseño tridimensional.

En la misma línea de tecn9ología de iluminación, destaca en el X5 la posibilidad de equipar como opción la Luz láser BMW con faros LED adaptativos. Unos grupos ópticos que, además de sus excelentes prestaciones lumínicas, cuentan con un diseño con una distintiva forma en X y tienen el color azul de esta luz láser.

El habitáculo del X5 también presenta importantes novedades. Entre otras la pantalla y concepto de control de BMW Live Cockpit Professional. De serie en toda la gama, se presenta como un desarrollo adicional del sistema operativo iDrive, qque incluye un cuadro de instrumentos completamente digital, así como una pantalla de control de 12,3 pulgadas. También cuenta con una nueva generación del BMW Head-Up Display con una superficie de proyección más grande y gráficos 3D optimizados.

Otros aspectos recalcables de su interior son la tercera fila de asientos opcional (disponible a partir de diciembre de 2018) cuyo acceso se ha facilitado gracias a los asientos eléctricos de la segunda fila con inclinación hacia adelante. La capacidad del maletero parte desde los 645 litros y se puede alcanzar un máximo de 1.860 litros, mientras que el portón trasero está divido en dos secciones y cuenta con la comodidad del sistema de apertura y cierre “manos libres”.

La gama de motorizaciones inicial cuenta con una variante de gasolina de 340 cv para el X5 xDrive40i y dos diésel; xDrive30d de 265 CV y M50d de 400 CV. Todos ellos con una configuración de seis cilindros en línea, están asociados al cambio automático Steptronic de 8 velocidades y a una también mejorada tracción total inteligente BMW xDrive.

https://www.bmw.es/es/index.html

Versiones del BMW X5

X5 xDrive30d
Motor
Diésel, 6 cilindros
Cilindrada
2.993 cc
Potencia
265 CV
Velocidad
230 km/h
De 0 a 100
6,5 segundos
Consumo
6,0 litros
Medidas
4,92/2,00/1,74 metros
Emisiones CO2
158 gr/km
Maletero
650/1.870 litros
Garantía
2 años
Precio
---

Vota al BMW X5 como coche del año de octubre

votar

Los otros nominados de octubre de 2018:

Hyundai Santa Fe

Hyundai Santa Fe

En su cuarta generación, y con más de 400.000 unidades vendidas, el Santa Fe vuelve con más fuerza que nunca, como claro exponente de la apuesta de Hyundai por los SUV.

votar
Audi Q8

Audi Q8

Bajo la configuración de un coupé premium de cuatro puertas y la polivalencia de un SUV de gran tamaño, Audi presenta el nuevo buque insignia de su catálogo “Q”.

votar