Audi incorpora la tracción quattro al TT 2.0 TDI

13 de Diciembre, 2016

La gama de coupés y descapotables deportivos de Audi se completa con la llegada de una nueva variante equipada con el sistema de tracción total quattro. Se trata de los modelos 2.0 TDI de 184 cv de potencia, que ahora se ven reforzados con este dispositivo de tracción a las cuatro ruedas. Este motor, que hacía recientemente su estreno en la actual tercera generación del TT, recibe esta conocida tecnología de la firma alemana para dar un paso adelante tanto en comportamiento dinámico como en seguridad activa en todo tipo de condiciones de conducción.

La tracción quattro utiliza un embrague multidisco accionado electrohidráulicamente para repartir el par entre ambos ejes. Si bien, durante la mayor parte del tiempo de utilización cotidiana el reparto se realiza principalmente a las ruedas del eje delantero, si la adherencia disminuye, el embrague se encarga de redirigir el par hacia el eje posterior, y repartir entre ambos la potencia disponible.

Los modelos equipado con el motor 2.0 TDI de 184 cv de potencia ahora se ven reforzados con este dispositivo de tracción a las cuatro ruedas

En materia de prestaciones, el TT Coupé 2.0 TDI quattro S tronic acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y permite al deportivo compacto alcanzar una velocidad máxima de 234 km/h. La variante cabrio Roadster cubre el sprint corto en 7 segundos, con una velocidad máxima de 230 km/h. Asimismo, Audi anuncia un consumo medio de 5,2 litros cada 100 km para el Coupé y de 5,4 en el caso del descapotable.

La incorporación de la versión 2.0 TDI quattro S tronic aumenta la oferta de la familia Audi TT a siete variantes de motor/transmisión, de la cuales cinco son de gasolina, manteniéndose en la gama el 2.0 TDI con tracción delantera y caja de cambios manual de seis velocidades. Las primeras entregas de estos modelos se esperan para principios de 2017.

Publicaciones relacionadas: