El Mercedes-Benz Clase C consolida su candidatura al Coche del Año de los Lectores

2 de agosto, 2021

Mercedes-Benz Clase C. Éste es el nuevo componente del listado de modelos favoritos por los participantes del premio «Coche del Año de los Lectores de Prensa Ibérica». La sexta generación de la berlina de la firma alemana ha sido la vencedora de la recientemente concluida votación del mes de julio de estos galardones que en 2021 cumplen su vigésima edición.

Con esta primera victoria parcial, el Mercedes-Benz Clase C se incorpora a este grupo de vencedores mensuales en el que se pueden encontrar otros destacados modelos como es el caso del Hyundai Tucson, el Toyota Highlander, el Skoda Enyaq iV, el DS4, el Mitsubishi Eclipse Cross y el Peugeot 308, los cuales alcanzaron el mayor número de votos en cada una de las votaciones realizadas desde el inicio del concurso el pasado mes de enero.

Clase C, la berlina por excelencia

Así pues, el Clase C, uno de los modelos más importantes de la gama de la marca de la estrella en términos de ventas, da un paso más para consolidar su candidatura al Coche del Año de los Lectores, un galardón que consiguió su «hermano» de gama, el Clase A, en 2019. Un modelo que se presenta como el punto de partida en su oferta de sedanes antes de dar el salto al Clase E y al lujoso Clase S, de los que hereda muchos elementos para convertirse en un serio rival a batir por sus rivales.

Estéticamente, el Clase C es un vehículo muy reconocible y en esta nueva versión, que supone una evolución más que una revolución en términos de diseño, presenta novedades como unos faros delanteros horizontales más finos, muy parecidos a los del Clase E, y afilados, como los del Clase S. Su paragolpes y su parrilla son totalmente nuevos, imitando el lenguaje estético del Clase E. La parrilla varia en función del acabado elegido, pasando desde la estrella central con lamas en el modelo básico, a los elementos cromados en el Avantgarde y al efecto diamante para el AMG-Line.

De perfil se aprecian pocos cambios respecto a su predecesor, respecto al que crece en seis cm, para alcanzar los 4,75 m de longitud. Además, gana tres cm de distancia entre ejes. En la trasera sí se notan más cambios, con un paragolpes que gana presencia. Los grupos ópticos, estrechos y alargados, ganan anchura conforme se extienden por el portón de un maletero con 455 litros de capacidad en el sedán y de 490 en el Estate.

Su habitáculo bebe directamente del Clase S. En ese sentido, cuenta con una enorme pantalla de 11,9 pulgadas, 9,5 de serie, en el centro de la consola central para gestionar todos los sistemas del vehículo, desde el de infoentretenimiento MBUX, hasta la climatización. El MBUX incorpora optimizaciones de su asistente de voz «Hey Mercedes» y novedades como la navegación con pantalla completa y la aplicación Smart Home, que permite gestionar aparatos eléctricos del hogar desde el coche. Otra pantalla digital de hasta 12,3 pulgadas, 10,25 de serie, sirve de cuadro de instrumentos.

Tecnológicamente, no faltan los sistemas de seguridad más habituales actualmente, como el asistente activo de distancia Distronic, el asistente activo de dirección, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico o el sistema Pre-Safe Impulse Side, opcional, que permite configurar una zona de deformación controlada en torno a la totalidad del vehículo y así, cuando reconoce un impacto lateral, puede impulsar al conductor o al acompañante al centro del habitáculo para evitar daños.

Rendido a la electricidad

En el momento de su lanzamiento, el Mercedes-Benz Clase C solo se ofrece con opciones microhíbridas. Las variantes de gasolina pasan por un motor 1.5 disponible en dos niveles de potencia de 170 CV y 204 CV, y por un 2.0 de 258 CV. Las dos alternativas más potentes tendrán una versión 4Matic de tracción total.

La mecánica diésel, un motor de 2.0 litros, está disponible en versiones de 200 CV y 265 CV. En todos los casos, la transmisión, de serie, es automática de 9 relaciones. Más adelante se incorporará una variante híbrida enchufable que combinará el propulsor de gasolina 2.0 con un motor eléctrico de 129 CV y una batería de 25,4 kWh, que le proporcionará 100 km de autonomía eléctrica.

Q4 e-tron, i4 y Yaris Cross

Por otro lado, la votación de agosto del Coche del Año de los Lectores presenta tres nuevos aspirantes. Se trata de los Audi Q4 e-tron, BMW i4 y Toyota Yaris Cross. Tres automóviles que representan de manera clara las actuales tendencias que predominan en el mercado del automóvil con la electricidad como referencia. Y es que, tanto las nuevas propuestas de Audi y BMW apuestan por motorizaciones 100% eléctricas dirigidas a los segmentos premium de los SUV y las berlinas de tamaño compacto, mientras que la versión más campera del Toyota Yaris recurre a la nueva generación de motorizaciones híbridas eléctricas de la gama japonesa.

Una serie de modelos que ya han comenzado a recibir los primeros votos en la web mejorcoche.epi.es, con el claro objetivo de alcanzar el triunfo en esta octava votación mensual y acercarse un poco más al objetivo de conseguir el reconocimiento de «Coche del Año de los Lectores».

Publicaciones relacionadas: